SOLUCIONES TECNOLÓGICAS, CLAVES PARA RECUPERAR LA PRODUCTIVIDAD EN LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN

El sector de la construcción enfrenta hoy un doble desafío: responder eficientemente a una población en constante crecimiento y a un proceso de urbanización que exige cada vez más y mejores viviendas e infraestructuras y, al mismo tiempo, ‘reconstruirse’ digitalmente para no quedarse rezagado en plena era tecnológica. 

Pese al reto, son muy pocos los pasos que se están dando en esa senda. De hecho, una encuesta elaborada por EY evidencia que si bien el 98% de las empresas de construcción e ingeniería consultadas cree que la transformación digital será esencial para preservar la viabilidad del negocio a largo plazo, solo el 26% admite haber implementado una estrategia digital.

Y las consecuencias de este descuido no se han hecho esperar: la productividad del sector de la construcción fue, en los últimos 20 años, la más baja de todas las industrias con un crecimiento de tal solo el 1%, de acuerdo con un informe de MacKinsey Global Institute. A su vez, se estima que los proyectos de construcción a nivel global suelen extenderse un 20% más de lo programado y sobrepasan sus presupuestos iniciales en más de un 80%.

Entre los factores que explican este estancamiento están, según la consultora, la falta de coordinación entre actores y entre las etapas de los proyectos, la baja adopción de tecnologías digitales que agilicen el flujo de la información y las escasas inversiones en investigación y desarrollo (I+D) para mejorar la eficiencia de los procesos. 

“Hoy por hoy, los proyectos son cada vez más complejos, de mayor escala, e implican la consideración de una serie de factores sociales y ambientales demandados por los consumidores. Esto significa que las prácticas tradicionales deben cambiar con la incorporación de sistemas y tecnologías para agilicen las obras, aumenten su calidad, reduzcan tiempos y sobrecostos, y optimicen la gestión de las organizaciones”, advierte Germán Borrero, Presidente de MQA Business Consultants, una de las primeras firmas integradoras del mundo que se está concentrada en ofrecer soluciones tecnológicas para apalancar el crecimiento de las compañías en el sector de la construcción. 

CINCO TENDENCIAS QUE CONSTRUYEN LA DIGITALIZACIÓN

Ante las necesidades de transformación que expone Borrero, la buena noticia es que en los últimos años se han venido desarrollado varias soluciones de software para la industria enfocadas en optimizar procesos que van desde la pre-construcción y edificación hasta la venta, las cual les permite a las constructoras controlar la ejecución y hacer seguimiento al presupuesto en tiempo real e incrementar la rentabilidad del proyecto.

Dichas innovaciones giran en torno a cinco tendencias que ya se están tomando la infraestructura de los modelos de negocios en el sector de la ingeniería y la construcción

1.TOPOGRAFÍA DE ALTA DEFINICIÓN Y GEOLOCALIZACIÓN. Las sorpresas geológicas son una de las principales razones por las que los proyectos se retrasan y superan el presupuesto. Las discrepancias entre las condiciones del terreno y las estimaciones iniciales de la obra pueden requerir cambios costosos de última hora en el alcance y diseño del proyecto. Por lo tanto, se están desarrollando nuevas técnicas que integran la fotografía de alta definición, el escaneo láser 3D y los sistemas de información geográfica, habilitados por las recientes mejoras en la tecnología de drones y vehículos aéreos no tripulados (UAV), para superponer mapas, imágenes, mediciones de distancia y posiciones de GPS. Esta información se puede cargar a otros sistemas analíticos y de visualización para usar en la planificación y construcción de proyectos.

2. METODOLOGÍAS COLABORATIVAS. La segunda tendencia se resume en tres letras: BIM (Building Information Modelling o Building Intelligence Modelling). Se trata de una metodología colaborativa de trabajo que permiten diseñar, construir y operar una edificación o infraestructura, así como en centralizar toda la información relacionada con el proyecto en un espacio virtual. 

Así, como lo bien explica un artículo del blog especializado en innovación  del Banco Interamericano de Desarrollo (BID): “Donde antes la información de los proyectos llenaba bodegas y bodegas con planos 2D, folletos e informes y estaba repartida entre los distintos actores del proceso de construcción sin vinculación entre las etapas de diseño, construcción y operación, ahora, esta aparece centralizada en una sola base de datos digital accesible a todos y actualizada en tiempo real”.

En otras palabras, la herramienta permite tener una visión integrada y en tiempo real de los diseños, costos, cronograma y cambios del proyecto que les permite a todos los involucrados, identificar oportunamente los riesgos antes y tomar mejores decisiones.

3. ALMACENAMIENTO DIGITAL Y MOVILIDAD. Según un análisis del MacKinsey Global Institute, una de las razones del bajo historial de productividad en la industria es que aún depende principalmente del papel para administrar sus procesos y entregables, como planos, diseños, gestión de cadenas de suministro, informes de progreso diarios y listas de resultados. 

Debido a la falta de digitalización, el intercambio de información se retrasa y puede que no sea confiable. Ante esta problemática, han surgido proveedores de software que desarrollan plataformas de supervisión de campo mediante los cuales toda la información relacionada con los proyectos puede almacenarse en la nube para facilitar el acceso a ella desde cualquier dispositivo móvil.

4. DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN A PRUEBA DE FUTURO. Los nuevos materiales de construcción, como el hormigón autorreparable, los aero-geles y los nanomateriales, así como los enfoques innovadores de la construcción, como la impresión 3D y los módulos pre-montados, pueden reducir los costos y acelerar la construcción al tiempo que mejoran la calidad y la seguridad. Así mismo, debido a la demanda de ‘construcciones verdes’ o ‘más amigables con el medio ambiente, existe un inmenso impulso para adoptar materiales y tecnologías con menor huella de carbono.

5. REINVENCIÓN DEL CONTACTO CON EL CLIENTE. La implementación de herramientas como la realidad aumentada permite que las compañías transformen la experiencia de compra toda vez que las salas de venta migran al mundo digital y pueden recorrerse en un dispositivo móvil desde cualquier lugar y en cualquier momento. Así mismo, gracias a la automatización de cotizaciones en línea, el seguimiento online de trámites y la realización de campañas de mercadeo digital más segmentadas de acuerdo con el perfil de los consumidores, las constructoras están reinventando su servicio al cliente.

Con todas las posibilidades que ofrece hoy la tecnología para mejorar el desempeño y la eficiencia de las construcciones, resulta imperativo para el sector estar a la vanguardia si quiere modernizar sus procesos y operaciones, incrementar la productividad y salir del atraso en el que se ha sumido últimamente.

“Las firmas de ingeniería y arquitectura que no se trasformen y no le apuesten a la innovación tienen gran riesgo de tener un rezago en los próximos años al no poder responder a las necesidades y cambios del mercado de la manera idónea, entender que el mundo cambió y la era digital transformó la forma de hacer, controlar y comprar es clave para saber hacia dónde van los negocios”, concluye Borrero.